gallery/37019265_2144091922270935_6785691969948483584_o

​Ballet-comique 

Don Quichotte chez la Duchesse (1743)
J. B. de Boismortier

Los sueños se hacen realidad y la magia cobra vida.

Don Quijote sigue siendo el verdadero héroe en este episodio de la novela de Cervantes, ya que solo él se mantiene firme en sus ideales. Un duque y una duquesa invitan a don Quijote y su cómplice Sancho Panza a una fiesta en su casa, buscando entretener a su corte. Los dos se convierten en la peor parte de una serie de bromas de mal gusto  mientras la realeza se burla de sus dos invitados de honor. La duquesa pretende ser Altisidora, con la intención de desviar a Quijote de su obsesión por  Dulcinea. Incluso cuando actúa como la reina de Japón, ella no tiene éxito. Hay peleas con un monstruo, un encuentro con un gigante, una caza de osos e incluso hechizos mágicos. Al principio, para divertir a los nobles invitados, Don Quijote se vuelve encantador, y al final de la noche se convierte en un personaje verdaderamente admirable, que enfrenta la cruel burla de los cortesanos con gracia y profundidad.

La trama de Charles Simon Favart mezcla lo cómico y lo triste, subrayando los temas morales originales escritos por Cervantes. Joseph Bodin de Boismortier, un compositor siempre exitoso y llamativo, escribió esta comédie-lyrique (ballet cómico) para el Carnaval en la Ópera de París en 1743, y su éxito inmediato le hizo recibir apoyos incondicionales  y la  participación de las más grandes estrellas de su tiempo. Don Quichotte chez la Duchesse (Don Quijote en la casa de la duquesa) es nuevo, ligero y deslumbrante aún hoy en día: a una obertura rápida le siguen tres actos con arias sin escalas y bailes lúdicos. Hay un montón de espacio para la imaginación y la fantasía, y nuestra incorporación de tres artistas de circo se suma a la juerga de la noche, ya que los sueños realmente se hacen realidad y se desarrolla la magia .